martes, 20 de mayo de 2008

Paris, lloraba…

Encontré este cuadro por sorpresa, sin conocerlo, en la galería Thyssen, una de las más completas colecciones que existen del arte de los colores por excelencia. Allí, frente al lienzo, recreé mi mente en un desconocido París. Y me lo imaginé así, con el empedrado de sus calles brillando bajo la luz del cielo nublado.

408VISO-THYSSEN-60.

Ví a Paris envuelto en colores en la alto de un monte habitado por miles de almas, envuelto en suspiros, sonidos de cantautores, preguntas y respuestas, lleno de vida y de sorpresas, latidos acompasados pero, aún así, ese cielo de París lloraba, igual que aquel cielo de la instantánea de esa calle en otro siglo inmortalizada, detenida en el tiempo; capturadas en un suspiro su luz y sus gotas de lluvia…

De allí, me llevé las lágrimas de París, bañadas en un delicioso color sepia, entre ramas deshojadas y sobre las aguas del Sena, para mantenerlas como testigo del encuentro en esas calles de los viejos corazones que aun laten, colgadas en una pared de mi casa.



SKMBT_C45008042322300


Este cantautor escribió la canción, banda sonora de esta primavera mía, al despojar su alma del uniforme con el que danzaba en vela por tierras balcanes. Allá donde los hombres luchan, el corazón aún es capaz de concebir una melodía, y eso es algo que llega a los confines de una civilización en la que cada vez más se asume como inevitable el desentierro del hacha de la guerra.





Aunque no es una gran voz, este joven triunfa. Y es por ello, porque no es una gran voz, por lo que queda más cercana a mis propios registros…

… así que elegiré una canción de este long play para ver si las nubes me ridiculizan o si el sol sigue brillando para escucharme. Guitarra, ayúdame, por Dios…

2 comentarios:

Sylvie dijo...

¿esta es la que vas a cantar???...la virgen!...si que te lo has puesto complicao, si...

Paris nunca llora, como dice el refrán, depende del cristal con que se la mira.

Bonitos cuadros si van a adornar tu nueva casita.

Besitos mil.

grey dijo...

Sylvie… ¿cómo no iba a llorar París con lo mal que canto?: ¡de pena! ¡ni cristal ni leñes!
Gracias por “desearme suerte” (¿?)...Bueno, te aclaro y repito: esa, no es mi canción; será otra de este mismo trovador del video.
Me queda mucho espacio en las paredes.
10^3 gracias.